Esperas al Jabalí


PASO A PASO (como mandan los cánones)

Autor Tema: PASO A PASO (como mandan los cánones)  (Leído 82 veces)

Desconectado Buhogris

  • Macareno
  • *****
  • Mensajes: 8320
  • Karma: 60
  • Lo que cada uno aporta aqui queda.
  • Sistema Operativo:
  • Windows 7/Server 2008 R2 Windows 7/Server 2008 R2
  • Navegador:
  • Chrome 85.0.4183.102 Chrome 85.0.4183.102
PASO A PASO (como mandan los cánones)
« en: Septiembre 15, 2020, 02:01:58 pm »
PASO A PASO (como mandan los cánones)

Hace mucho tiempo que no escribo en esta sección. Unas veces por falta de tiempo, otras por falta de ganas y otras veces, porque a pesar de que no hay ningún lance fácil, simplemente no hay ninguna circunstancia que lo haga especial. Tampoco es cuestión de ponerse a fantasear o a "cocinar" un relato para impresionar al personal y quedar bien.
En esta ocasión, sí que me hace ilusión relataros este aguardo por diversas razones. Una de ellas es que se desarrolla en un lugar al que le tengo un aprecio especial y en el que me ha pasado casi de todo.
En este lugar, llevo abatidos últimamente, dos jabalíes en poco tiempo. Me han abatido a pocos metros de él y estando yo en el puesto, un buenísimo ejemplar después de haberlo visto llegar con luz de día y marcharse, al menos así lo pensaba yo, a bañarse para regresar después al cebadero. Me han espantado muchísimos jabalíes los senderistas, los “runers”, ciclistas y demás “fauna”, estando en la plaza y a punto de ejecutar el lance. En fin, que como os cuento, me ha pasado casi de todo.
Pero el último lance vivido en este cebadero, creo que merece un relato porque en mi modesta opinión, ha sido un lance de manual desde el principio hasta el fin. Así que aquí os lo dejo:

Todos los días sin falta, reviso todos mis cebaderos y me entretengo tratando de averiguar que es lo que está entrando en él, por donde llega, por donde se va, donde puedo ponerme y todas esas cosas, que a mí personalmente, me gustan casi más que el propio aguardo. De hecho, son muchas las noches que decido no ponerme de aguardo, pero estoy tan contento como si lo hiciera, sabiendo que el cebadero está funcionando y tarde o temprano, aparecerá ese ejemplar que me moverá a “echarme al monte” para intentar abatirlo.
El pasado jueves, al visitar este puesto en mi ronda diaria, comprobé que a pesar de haber abatido en él un jabalí recientemente, el cebadero volvía a estar tomado y volví a ilusionarme. Tenía toda la pinta de que lo que entraba es una buena piara que lleva mucho tiempo por la zona compuesta de dos grandes hembras y ocho bermejos. Pero de vez en cuando, las he visto acompañadas de algún macho que las ronda.
Así que decidí hacerles una espera por si aparecía algo que mereciese la pena y en el peor de los casos, disfrutar sacando unos videos. Con esta idea en la cabeza, cuando se aproximaba la hora de irme, mire el congelador para asegurarme de tener espacio para la carne en caso de que abatiese algún ejemplar. La cosa estaba múuuyyyy  jústa , sin apenas hueco. Pero mi mujer me animó a que me pusiera de espera diciéndome que había hueco suficiente y que si no, cambiaria de lugar algunas cosas para hacer hueco.
Una ducha rápida y a las 8’30 me estaba sentando en el puesto. Siempre me siento en otra ubicación en este cebadero, pero por la mañana había comprobado que habían entrado la noche anterior, por el mismo lugar por donde yo accedía a la postura. Así que, decidí jugármela y cambiar de lugar, aprovechando que ya no habría tanta claridad por la luna, a un lugar mucho más abierto aunque también mucho más retirado del cebo.
Al sentarme medí con el telemetro y me marcaba 19’5 metros. Mucha distancia me pareció para tirar de noche con el arco. Pero que demonios, ni siquiera tengo claro que vaya a entrar algo tiráble y desde esta distancia, puedo sacar los videos manejando el zoom con menos riesgo de que se oiga el accionar los botones del monocular.
Deje preparados y a mano los dos monoculares que llevo siempre y tras poner una flecha en el arco, me dispuse a esperar plácidamente. La temperatura había bajado unos grados y se agradecía no estar agobiado por el sudor y los mosquitos. Se estaba bien.
Al poco tiempo de estar sentado, con algo de luz diurna todavía, comencé a oír ruido desde mi espalda y pronto estaba escuchando masticar. Sin duda eran jabalíes y más de uno. Debía de tratarse de la piara sin duda, pero aquí en esta zona, hace años que las piaras han cambiado su comportamiento y acuden al cebadero sin ese jolgorio al que nos tenían acostumbrados años atrás y que hacia inconfundible su entrada. Debido al acoso al que están sometidos los jabalíes en la zona, ahora llegan en completo silencio y solo delatan su presencia cuando comienzan a masticar el grano.
Al momento de comenzar a oírlos ya me pareció que comían del maíz, as que cogí el monocular y me dispuse a buscarlos. Pero no había nada en el cebo. Por más que buscaba no conseguía verlos a pesar de estar oyéndolos muy cerca. Espere un poco más y me dio la impresión de que se alejaban. Quizás iban primero a bañarse y entrarían después como suelen hacer según he comprobado.
Se hizo de nuevo el silencio y volví a relajarme mientras oscurecía por completo y alrededor de las 22 horas, comencé a oír de nuevo algo que se aproximaba desde la misma dirección. Pensé que la piara regresaba y de pronto vi pasar el bulto grande y oscuro frente a mi postura a muy pocos metros. Rápidamente comenzó a masticar el cebo como quien sabe que hay más comensales por la zona y teme quedarse sin comer. Tome el monocular y comprobé que era un único ejemplar y sin duda de buen tamaño. Los nervios iban en aumento, sobre todo al comprobar que lo tenía de culo mostrándome sus atributos masculinos y apenas sin moverse. Pasaron largos minutos sin cambiar de postura. Tantos que incluso conseguí serenarme y al final, viendo imposible soltar flecha con el animal en esa posición ,decidí cambiar el monocular y ponerme a sacar videos, descartando ejecutar el disparo para otro día si se repetía la ocasión.

Pinchar para ver los videos.
20200913_103922 by Javier Guarino, en Flickr


PICT0003 by Javier Guarino, en Flickr


VID-20200910-WA0032 by Javier Guarino, en Flickr

Saque varios videos y estuve tanto tiempo en ello que se me cansaban los brazos y debía descansar entre un video y otro, hasta que, cuando ya había dejado de grabar y había cambiado nuevamente el monocular, el guarro se puso de costado y opte por cambiar el monocular por el arco y efectuar el disparo.
Prepare el arco y en cuanto hube localizado al animal, comprobé que estaba en buena posición para intentar el disparo. Presione el disparador y la flecha voló hasta el jabalí iluminada en las plumas por el culatín luminoso. Pude apreciar que impactaba algo más atrás de la paleta y dado que el animal estaba un poco terciado, permitiría afectar a los vitales en el recorrido por su interior.
Tras un leve gruñído ,el jabalí abandono el lugar con la flecha prendida y el culatín luminoso delatando su trayectoria .Pero la vegetación y la orografía del lugar jugaban a su favor ocultándome su huida rápidamente. Huyó en dirección opuesta a la que llegó y hacia un espeso barranco que me hacían temer lo peor en caso de tener que pistearlo hasta el barranco.
Me quede inmóvil escuchando y solo oí unos leves ruidos de tanto en tanto, cercanos a la senda por la que había accedido al puesto. Me quede reflexionando sobre los hechos y una vez más, me sorprendió la frialdad con la que me quedo después de ejecutar el lance. Es como si no hubiese pasado nada. Suelto la flecha y me quedo casi indiferente. Todo lo contrario que me ocurre cuando escucho la aproximación del jabalí o cuando hace su aparición en la zona.
Deje pasar el tiempo mientras rumiaba los siguientes pasos a seguir y pasada casi una hora sin oír nada, decidí abandonar el puesto y marchar para casa a la espera de que amaneciera para emprender el pistéo .No quise ni acercarme al lugar del disparo para no alterar nada ni alertar al jabalí en caso de que hubiese quedado herido cerca.
Ni que decir tiene que no pegue ojo en toda la noche y a las 6’30 ya estaba recogiendo a un amigo para que me ayudara portando su escopeta por si se daba el caso de encontrarlo con vida. Tuvimos que esperar un poco a que el día clareara un poco  y por fin sacamos a Sam y lo llevamos hasta el lugar del disparo.
El perro, tras olisquear unos segundos la zona, emprendió la marcha en la misma dirección que tomo el jabalí en su huida. Tiraba sin dudarlo de la traílla con decisión y con el suficiente ímpetu como para obligarme a meterme tras él entre la maleza, dejando en mi piel los arañazos del ramaje de los pinos secos que había en la zona.
Sam seguía el rastro con decisión y pronto encontramos la flecha partida con la punta intacta y dos gotas de sangre del tamaño de las uña del meñique. Hasta este punto no fuimos capaces de localizar ni la más mínima gota de sangre y así fue después hasta la finalización del pisteo. Continuamos y un poco más adelante, localizamos el otro trozo de la flecha con el culatín luminoso todavía encendido. Llegamos a un punto que un desnivel en el terreno y una profunda zanja nos impedían el paso. El rastro nos llevaba hacia lo peor de la zona, la de más difícil acceso y la de más frondosa vegetación. Pero Sam reacciono rápidamente y tras corregirle para que no intentase bajarse hacia la zanja, dio un pequeño rodeo y retomo el pisteo con decisión.
Por experiencia ya sé que hay que confiar en él y seguirle sin dudarlo y asi lo hicimos siguiendo por una pequeña senda que nos alejaba de la zona más frondosa y que transcurría de forma casi paralela a ella. Sam continuo tirando de la traílla y pensé que nos iba a llevar hacia una zona limpia, por la que discurre el camino por el que accedo al cebadero y por donde creí oír tras el disparo, unos leves ruidos.
Continuamos por la sinuosa senda hasta salir al limpio pero Sam se mantuvo pegado al frondoso matorral hasta que unos metros más adelante dio con el jabalí muerto metido parcialmente bajo un gran lentisco. La alegría fue grande, con caricias y felicitaciones para Sam y un abrazo con el amigo que me ayudo con el pistéo. El jabalí era bonito, gordo como un tejón, pero con una boca que no guardaba proporción con su corpachón ni su peso. Pero esto era lo de menos. Lo importante era haber culminado el lance con el cobro ,tras haber seguido paso por paso todo el proceso como mandan los cánones, sin ningún error y con un bonito recuerdo para mi bagaje como esperísta.



Pinchar para ver el video del pisteo.

20200911_073422_001 by Javier Guarino, en Flickr


"No subestimes a tu presa y prepara su caza,como el mayor de los retos"

Desconectado titin

  • Macareno
  • *****
  • Mensajes: 1671
  • Karma: 9
  • Sistema Operativo:
  • Linux Linux
  • Navegador:
  • Chrome 85.0.4183.101 Chrome 85.0.4183.101
Re:PASO A PASO (como mandan los cánones)
« Respuesta #1 en: Septiembre 15, 2020, 03:14:59 pm »
Que más se puede pedir.... así debería de ser siempre.
Enhorabuena

Desconectado PLA

  • Navajero
  • ****
  • Mensajes: 417
  • Karma: 6
  • Sistema Operativo:
  • Linux Linux
  • Navegador:
  • Chrome 85.0.4183.101 Chrome 85.0.4183.101
Re:PASO A PASO (como mandan los cánones)
« Respuesta #2 en: Septiembre 15, 2020, 10:41:45 pm »
Mi más sincera enhorabuena amigo búhogris, grandísimo lancé antes durante y después, magistral lección de lo que hay que hacer en todo momento y lo de Sam es ya un punto y aparte fantástico perro que seguro que te va a deparar muchísimas alegrías. A ver si de ahora en adelante te animas más a deleitarnos con fantásticos lances como este y nosotros poder aprender un poco más gracias a este foro y a los grandes cazadores que lo componen.
Un abrazo amigo mío

Desconectado adol

  • Administrator
  • Macareno
  • *****
  • Mensajes: 10731
  • Karma: 89
  • Cazar y seguir Cazando
  • Sistema Operativo:
  • Windows NT 10.0 Windows NT 10.0
  • Navegador:
  • Chrome 85.0.4183.102 Chrome 85.0.4183.102
    • La Web de las esperas al jabali.
Re:PASO A PASO (como mandan los cánones)
« Respuesta #3 en: Septiembre 16, 2020, 01:14:57 am »
Cuidadin con el binomio. Y no pone cuando estando en el suelo los jabalis se le acercan aun mas que este y ni se enteran. La perfecta estatua de sal y protocolo de olor.
Si abates la mitad de lo que tiras, eres muy bueno, pero si tiras, solo, a lo que puedes abatir, eres de lo mejor.
La caza, la pesca y cuidar nuestro entorno, son nuestras herencias, respetemoslas.

Desconectado Fozzie

  • Macareno
  • *****
  • Mensajes: 3129
  • Karma: 34
  • Sistema Operativo:
  • Mac OS X 10.15.4 Mac OS X 10.15.4
  • Navegador:
  • Safari 13.1.2 Safari 13.1.2
    • Enmontado tras la cruceta
Re:PASO A PASO (como mandan los cánones)
« Respuesta #4 en: Septiembre 16, 2020, 10:32:46 am »
De libro... que gustazo la oportunidad de aprender de los que saben
Enhorabuena al tandem Sam-Buhogris !!!
ENMONTADO TRAS LA CRUCETA (pulsa para acceder al blog)

Así que toma tu arco y tus flechas, y ve al campo, a ver qué puedes cazar para mí.
Génesis 27:3

Desconectado Manuel

  • Macareno
  • *****
  • Mensajes: 1804
  • Karma: 24
  • Sistema Operativo:
  • Windows 7/Server 2008 R2 Windows 7/Server 2008 R2
  • Navegador:
  • Firefox 80.0 Firefox 80.0
Re:PASO A PASO (como mandan los cánones)
« Respuesta #5 en: Septiembre 18, 2020, 09:13:57 am »
Que bien os lo pasais Sam y tu!!!  ;D ;D
Un gustazo leer relatos de aguardos como este, sabiendo que ante animales así hay que hilar fino fino, y más desde el suelo.
Enhorabuena de nuevo, por el aguardo, por el lance y sobretodo por el pisteo de este bonito ejemplar con tu perrete.
A seguir disfrutando.

 

acre-twicetold